Él regalo del otoño.

Mi vida está vacía y marchita, sin ánimos de vivirla.

Es tan agobiante sentir que todo es una monotonía,

estoy como él otoño donde las hojas caen con la brisa,

mis árboles se secan, así como las ganas de tener alegría.

Todo está en silencio, no encuentro la salida,

desearía que llueva y broten nuevas esperanzas de vida.

No quiero seguir creyendo lo que dice mi mente negativa,

que no lograré que renazcan nuevas hojas en medio de mi agonía.

Pasan los días, y hoy quiero darle fin a esta sequía.

Ya aprendí lo suficiente, le daré al otoño la despedida.

Es tiempo de rocío, llega la primavera a mi vida.

Aprendí que es necesario que las hojas caigan del árbol,

para poder renovarme, crecer y volar más alto.

Ahora sonrío porque gracias al otoño recibí flores como regalo.

-Iliana Torres, Inmarcesible.

Anuncios

La magia de tus ojos.

En tus ojos hay magia y aunque no lo sepas es una magia que me desespera, que me eleva, que hace que me pierda, tu mirada hace que me enloquezca.

Y aunque suene extraño tu mirada tiene magia, porque me acelera él corazón, me hace perder la razón, me llena de ilusión y me llena de alegría, porque no desearía nada más en mi vida que perderme en tus pupilas.

Su tono es perfecto. No son verdes ni color cielo, es un marrón intenso, claro como la luna y fuerte como él viento. Al verme veo como brillan y se paralizan, parecerá insólito pero escucho como gritan, si, Gritan miles de palabras que su boca no logra decirlas.

Y esa inexplicable melodía que transmite su mirada hace que mi cuerpo se estremezca y me hace cada vez desearla con más ansias, provoca una sed insaciable, que no para. Mi piel se eriza, mis piernas tiemblan, mi voz se corta y mis ojos con los suyos se conectan y esa magia nos eleva. Nos eleva hacia nuestro mundo donde existe un “Para Siempre” y juntos reinamos éste amor tan fuerte.

Es una conexión que solo nosotros entendemos y nunca nos cansaremos, así pase él tiempo y no volvamos a vernos. Yo sé que en el momento donde nuestras miradas vuelvan al encuentro, surgirá esa magia y juntos volaremos, hacia lo más prohibido, hacia lo más bello, alejado de este mundo de odio y sufrimiento.

-Iliana Torres, Inmarcesible.

Mi Condena

Y sigues en mi mente colapsando todo e incluso mi subconsciente que me habla por las noches diciendo que te siente, porque vives continuamente en mis pensamientos atormentándome con tu recuerdo.

No encuentro la manera de librarme de éste encierro que me condena a quererte a pesar de conocer tu peor infierno y sabiendo que te fuiste sin importarte mis sentimientos.

Solo espero que algún día pueda mirarte y sentir que ya no ardes, ojalá pueda sentir que ésta condena me ha liberado de éste castigo de siempre amarte.

-Iliana Torres, Inmarcesible.