Oscuridad.

La noche es fría, las tinieblas arropan cada espacio y no permiten que des ni un paso, se escucha solo un vacío, un silencio que da miedo, es un silencio que da espanto.

Así es la lucha que tengo conmigo misma, es como una pesadilla que no tiene salida que por más que intento al final vuelvo y me siento pensando que no se que hacer con esto.

Es algo irritante la oscuridad porque no sabes cuando viene, y muchos menos cuando se va y tampoco sabes si eres tu quien la llama o ella viene de la nada. Lo único que sé, es que me apaga y me acompaña hasta quitar toda la luz que quiera darme esperanza.

Y aunque a lo lejos veo como la luz se asoma cada mañana, siento que no puedo correr en este túnel para alcanzarla, pero esta oscuridad me hace valorarla y ella no lo sabe, pero me hace cada vez más desearla porque estas tinieblas me cansan y anhelo con ansias un poco de calma.

Si no puedo ir a la luz, la llamaré cuando salga cada mañana, gritaré con todas las fuerzas para que se asome por mi ventana tal vez así me escuche y venga a salvar mi alma, y si llega estoy dispuesta a correr así no vea nada, se que me iluminará él camino y saldré de esta oscuridad que me tiene encerrada.

“Cada uno de nosotros tenemos una oscuridad que nos deja avanzar, pero al final del túnel siempre habrá una luz que te esperará, solo llamala, solo anhela poder ser libre y esa luz vendrá. No te quedes estancando(a) los problemas siempre vendrán lo importante es levantarse y continuar”

-Iliana Torres, Inmarcesible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s