Mi Condena

Y sigues en mi mente colapsando todo e incluso mi subconsciente que me habla por las noches diciendo que te siente, porque vives continuamente en mis pensamientos atormentándome con tu recuerdo.

No encuentro la manera de librarme de éste encierro que me condena a quererte a pesar de conocer tu peor infierno y sabiendo que te fuiste sin importarte mis sentimientos.

Solo espero que algún día pueda mirarte y sentir que ya no ardes, ojalá pueda sentir que ésta condena me ha liberado de éste castigo de siempre amarte.

-Iliana Torres, Inmarcesible.

Anuncios

Amor Propio.

Gracias por romperme él corazón, gracias por hacerme llorar en las noches antes de dormir, gracias por hacerme pensar que todo estaba mal en mi, gracias por hacer que mi vida tornara a gris, gracias por hacerme caer en la soledad, gracias por permitirme saber lo que es amar, Si, te doy las gracias y tal vez no entiendas él por qué pero ven y te explico; Al romperme él corazón mi inocencia murió,entendí que en la vida no todo es un cuento de hadas, y que los finales felices en la realidad, no existen.
Cada vez que lloraba ,sin darme cuenta alimentaba mi fortaleza ante las dificultades ,necesitaba romperme, llorar, sufrir para saber valorar lo que amo y ser fuerte para cuando se marche, porque llorar no nos hace débiles, necesitamos vaciarnos, para así volver a llenarnos pero ya no de dolor sino de mucho amor, pero del propio.
Cuando tus comentarios me hacían creer que era insuficiente o que me faltaba tantas cosas para poder ser “perfecta para ti” y que yo de estúpida trataba de cambiar, después de mucho tiempo entendí que quien de verdad te ama, te acepta tal y como eres que en vez de tratar de cambiarte, disfruta de tu esencia, y solo trata de mejorarte, ahí en ese momento empecé a valorarme, amarme y respetarme, porque mis defectos me hacen única y en eso está la belleza, en la diversidad en marcar la diferencia, en dejar pasar las criticas de los demás, porque siempre estarán.
Vivir en oscuridad me enseñó a poder brillar cuando todo esta mal, claro me costó mucho en poder hacerlo pero si caía, me volvía a levantar, porque lo que realmente importa no es la caída, si no la levantada y sobre todo las ganas de seguir intentándolo.
La soledad fue mi única compañía, y todos los días me enseñaba a sentirme más querida por mi misma, a tener tiempo para mi, a realizar mis actividades favoritas, a reír porque ya había olvidado como se hacía, a bailar, cantar, saltar como loca en mi cuarto cuando ponía mi música preferida y también comprendí que no necesito de nadie para poder ser feliz, y mucho menos de alguien que demuestra que ya lo es sin mi.
Y si, me enseñaste lo que es él amor, porque entendí que antes de amar a una persona, primero debo amarme yo, todo gracias a que rompiste mi corazón.
Ya que mi corazón está sano, libre, y amado por mi, puedo volver a enamorarme y saber escojer quien es bueno para mi, porque ya se a donde no tengo que ir.
Ahora si, ¿Entiendes? No fuiste lo peor que me pasó al contrario gracias a ti aprendí lo que verdaderamente es es el Amor.
Gracias.
-Inmarcesible, Iliana Torres.

Debes Cambiar

Me dicen que soy rara, que mi risa es extraña y mis chistes no encajan, que siempre estoy escribiendo, durmiendo o comiendo, que nunca dejo de llorar, que vivo en una triste oscuridad, que tengo problemas psicológicos porque me veo muerta, y me hago daño en las muñecas.
Que soy bipolar porque un día me levanto con ganas de soñar y él otro no me importa nada en realidad, o porque estoy bien y de repente me pongo mal y no paro de pensar.

Y bueno pare de contar, tienen razón en verdad, pero no tratan de ayudar, solo de criticar, de juzgar, de señalar, ¿Alguna vez se han preguntado por que soy así ó que me hizo llegar ahí? Pero lo único que saben decir es: que rara eres, ¿por que no tratas de cambiar? 
¿Y si los que verdaderamente tienen que cambiar son ustedes? 
Así no hubieran más personas “raras” no hubieran personas con inseguridad por los estereotipos que ustedes, la sociedad ponen en los demás.
Así la chica que cada día llora y deja de comer porque la llaman obesa, ya no lo hace más
Y él chico que trata de ser malo, porque sus sentimientos buenos no lo valoran, decide ser él mismo y empieza a amar. 
Ustedes tienen que cambiar, la sociedad debe cambiar, él mundo tiene que transformar su mente y empezar a pensar para que así no haga daño a los demás, estamos viviendo una actualidad egoísta, donde él otro no me importa si se sintió mal y si es diferente se le mira extraño y no se le da la oportunidad de dar a conocer su manera de pensar.
Somos diversidad, todos somos distintos eso hay que entenderlo ya, dejemos de dañar y aprendamos a mirar mucho más allá donde la verdadera belleza está. 
-Iliana Torres, Inmarcesible.

Aprende a Leer el Verdadero Ser

Tengo una manera distinta de ver las cosas que pasan ó una manera diferente de ver a las personas que difunden su mundo, porque normalmente la sociedad ve lo externo, ve la apariencia, lo físico, lo común, lo que la mayoría ve o le interesa conocer y no se preocupa ni un poco si de verdad se encuentra bien. Pero hay personas como yo que quieren conocer la verdadera persona que hay en su ser, porque hay tanta mentira, hay tanta falsedad oculta en una sonrisa, escondida en una cara bonita, reprimida en una chica que dia a dia sale a dar lo mejor de sí misma cuando en su cuarto todas las noches llora por no saber que hacer con su vida, o detrás de aquel chico que demuestra que le gustan las chicas cuando la verdad es que sus gustos son distintos y tiene miedo de exhibirlos por ser herido con palabras y criticas o por ser rechazado por su propia familia.
La verdad es que todos ocultamos nuestro rostro malo, la parte triste de nuestra historia, siempre hay una pagina de nuestro libro que nadie puede leer porque no todos tienen la capacidad de entender y mucho menos de comprender, por eso muchos se reprimen a dar a conocer su verdadero ser, por miedo al rechazo, por miedo a que juzguen y critiquen su estado. 
Pero hay que aprender a leer a esas personas, a leer esas páginas que ocultan tras su cara llena de perfección, llena de satisfacción, preguntando cómo se siente o con un simple abrazo te aseguro que puedes llenarlo puedes llenar ese vacío que tanto le hace daño así no sepas por lo que esté pasando, si sabes leer el brillo de sus ojos, la manera de como hace sus actividades, la forma de como habla de sus sueños frustrados te puede dar una idea, de que no esta tan bien como aparenta. 
Ayudar no cuesta nada, un simple gesto, una simple palabra puede permitir que una persona brille, y pueda intentar abrir lo que reprime, para que así pueda saber que no está solo y permita ser liberado. 
Somos hermanos, Todos debemos ayudarnos, Debemos aprender a Amarnos.
No tiene nada de malo, brindarnos una mano, la vida te recompensará por tener un corazón tan cálido. 
-Iliana Torres, Inmarcesible .

Ella

Ella es una chica fuerte, pero también sensible, esconde el dolor de las heridas que atormenta su interior, pero siempre demuestra una sonrisa porque tiene un gran corazón y sabe que quedar en frustración no le dará la oportunidad de conocer nuevas cosas en el exterior.
Es una de esas chicas que con tan solo su presencia llama la atención y no solo por su apariencia sino por su gran esencia que te deja sin razón.
Cuando la conoces y hablo de su interior su loca forma de ser te envuelve tanto que sientes que no la puedes perder.

Si, es una loca de esas que baila todo el tiempo, que canta a toda voz, que se ríe por la minina situación, es una loca que quiere vivir sin ninguna condición, porque tiene tantos sueños, tantos deseos que cada día lucha por tenerlos así le tome tiempo.
A pesar de que como es, aunque ella no lo muestra, tiene inseguridad, ve sus defectos, pero a pesar de eso no los quiere cambiar, porque ha aprendido a quererse y sabe que quien la quiera debe amarla a pesar de como sea.
En el amor no le importa perder, sus malas experiencias le han enseñado a crecer y a entender que el cerrar su corazón para ella no es una opción y aunque ella también a roto un corazón, cuando ama lo hace con pasión, y quiere nuevas experiencias para hacer más fuerte su corazón así cuando la rompan no necesite de nadie para sanar su dolor.
Así es ella, es una chica sencilla, fuerte, pero también débil.
Todos sus defectos la hacen única.
Hacen que su esencia jamás cese.
-Iliana Torres, Inmarcesible

La Bestia


Ella era tan tierna, tan delicada como una rosa, tan completa, tan llena de amor, tiene un maravilloso corazón que no merecía a ésta bestia, porque si, era una bestia que no le importaba nada en realidad.
Cuando la conocí solo pensé en conquistarla y hacer como lo demás, quererla solo por una noche y olvidarla al terminar, porque en eso me convertí en una persona sin un poco de bondad.
Admito que al verla, mi ojos se exaltaron al ver su belleza, porque es hermosa, y por eso surgió mi capricho de tenerla.
Empecé a buscarla, siempre iba a un viejo parque y se sentaba a leer o a dibujar, no es una chica tan común, no es de esas que se dejan impresionar por un bello físico, y pues eso siempre me funciona pero con ella no fue así.
Un día solo me le acerqué y le pregunté que tenia días viéndola, que tenia curiosidad en saber cual era esa libro que tanto amaba leer, y tuve que fingir que me interesaba que me hablara de poesía, de sus autores favoritos, de sus libros ¿Era normal que leyera tanto? Pero, yo tenía mi objetivo.

Así pasó el tiempo, ella se fue enamorando de un chico perfecto, que amaba la lectura, que le encantaba pasar tiempo con ella, que la hacía sentir muy especial, porque ella se sentía tan diferentes a las demás, y pensó que yo también era diferente, pero soy una bestia igual que todos esos hombres, que solo quieren jugar.
Le pedí que fuera mi novia a los 6 meses, duro en responder pero dijo: “Si” me amaba, amaba lo que aparentaba ser , fui su primer beso, y aunque me sentí afortunado de serlo, me sentí tan bestia por no merecerla, por tenerla en un cruel engaño, por ocultarle mi verdadero rostro de fracasado.
Seguía saliendo con muchas chicas, pero cada día que pasaba, estar con ella se me hacia tan normal, tan especial, no era costumbre era que la estaba empezando a amar, quería decirle toda la verdad, pero sabía que diciéndole la perdería, incluso hasta su amistad así que decidí ocultar un poco más.

Llegó el día por él cuál todo esto había comenzado mi tan anhelado placer de hacerla mujer, de que perdiera su inocencia, esa inocencia que en realidad me empezó a conquistar, ella pensaba que hacia lo correcto, que la entregaba al hombre perfecto, y aunque ese era mi objetivo después de eso me di cuenta que ya no solo quería su cuerpo, que me había enamorado, que quería estar a su lado, por el resto de mi vida, porque su rara forma de ser la adoraba, su forma de hacerme reír me hipnotizaba, su forma de quererme, de hacerme sentir diferente, me encantaba.

Pero había un problema, la amaba y no podía permitir que esa hermosa princesa, estuviera con una bestia, así que decidí darle libertad, decidí decirle toda la verdad, recuerdo solo ver sus ojos que gritaban, y sólo salían lágrimas, no me decía absolutamente nada, sólo lloraba.
Le dije que con él tiempo me había enamorado, y que me perdonara, ella solo me miraba, no sé lo que pensaba, estaba tan desesperado en oír tan siquiera una palabra, pero no salía nada, solo lloraba.
Tenía la esperanza que me perdonara y que él amor que sentía me diera una oportunidad de volver a intentar conquistarla, pero me dijo: Te perdono, y te libero de tu bestia, me dio la espalda y se marchó.
No entendía, intenté buscarla y jamás apareció.
Pasaron los años y todavía me culpaba, todavía iba a ese viejo parque y leía, ella cambió mi vida, con ella fui una bestia, pero me cambio, me domino, la controló y me transformó en alguien mejor.

Un día que fui al parque había un libro, su libro favorito, se llamaba: “El Amor Transforma” y había una nota: Siempre supe quien eras, tú te trazaste una meta y yo tracé la mía a mi manera, y fue descubrir que había detrás de esa bestia y enamorarte con mi torpeza al punto de poder transformarte a mi manera.
No dije nada porque sabía toda la verdad, no lloraba de tristeza, lloraba de felicidad porque cumplí con el objetivo de liberar a esa bestia que no te dejaba amar y no te volví a buscar para que así decidieras cambiar.
Y si, te amé, siempre supe lo que hacía, no me arrepiento de nada, porque se en él hombre que te convertirías, te transformaste en esa mentira que fingías.
Qué ironía…
Lo supe desde que pusiste en mí tu vista.
-Iliana Torres, Inmarcesible